Social Icons

30 marzo 2013

10 recomendaciones de la dieta mediterránea


 10 recomendaciones básicas de la dieta mediterránea:

1- Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición

2- Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia: frutas, verduras, legumbres y frutos secos.  5 raciones de fruta y verdura a diario.

3- El pan y los alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y especialmente sus productos integrales) deberían formar parte de la alimentación diaria.

4- Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados.

5-  Consumir diariamente productos lácteos, principalmente yogurt y quesos.

6- La carne roja se tendría que consumir con moderación y  si puede ser como parte de guisos y otras recetas. Y las carnes procesadas en cantidades pequeñas y como ingredientes de bocadillos y platos.

7-  Consumir pescado azul en abundancia y huevos con moderación.

8- La fruta fresca tendría que ser el postre habitual. Los dulces y pasteles deberían consumirse ocasionalmente.

9- El agua es la bebida por excelencia.  El vino debe tomarse con moderación.

10- Realizar actividad física todos los días, ya que es tan importante como comer adecuadamente

fuente: forumclinic.org

22 marzo 2013

Un programa interactivo para pacientes

forumclinic.org es un programa interactivo para pacientes del Hospital Clínic de Barcelona. Pueden consultarse diferentes patologías, entre ellas patologías relacionadas con el Sistema Cardiovascular. 

La cardiopatía isquémica es una patología frecuente en nuestro medio y que en ocasiones aparece en el contexto de un mal control de los factores de riesgo cardiovascular (tabaquismo, hipercolesterolemia, diabetes mellitus, hipertensión arterial, obesidad, etc) 

Esta guía publicada por forumclínic puede ser de ayuda para entender la cardiopatía isquémica

GUÍA PARA PACIENTES CON CARDIOPATÍA ISQUÉMICA

fuente: forumclinic.org

13 marzo 2013

Hipotensión ortostática

¿Qué es la hipotensión? 

La hipotensión ocurre cuando la presión arterial desciende más de lo usual y órganos como, por ejemplo el corazón o el cerebro no reciben sangre suficiente (hipoperfusión).

Existen tres tipos principales de hipotensión:

1.- Hipotensión grave. Suele ser una causa poco habitual pero de causa importante: pérdida súbita de sangre -hemorragia masiva-, infección sistémica grave o reacción alérgica severa. Suele conocerse con el nombre de “shock”.

2.- Hipotensión ortostática o postural. La más frecuente y habitualmente menos grave

3.- Hipotensión neuromediada.

¿Qué es la hipotensión ortostática? 

La hipotensión ortostática es la disminución de la presión arterial al ponerse de pie. Aparece cuando la presión arterial desciende de forma rápida -habitualmente >20 mmHg de tensión máxima o sistólica o 10mmHg de tensión mínima o diastólica- cuando una persona se pone de pie desde una posición de sentado o tumbado.

Provoca una disminución de flujo sanguíneo cerebral y es cuando ocurre el mareo o el desmayo.


¿Qué causas existen de hipotensión ortostática?

Existen múltiples causas o factores favorecedores de hipotensión ortostática.

 Las más habituales son:

-Edad avanzada
-Alcohol
-Consumo inadecuado de líquidos, estados de deshidratación, vómitos o diarreas abundantes
-Reposo en cama prolongado
-Enfermedades: ateriosclerosis, insuficiencia cardiaca avanzada, diabetes mellitus, enfermedad de Parkinson, etc 

-Medicamentos: diuréticos, vasodilatadores, antidepresivos tricíclicos, antipsicóticos, antiparkinsonianos, ansiolíticos, etc


¿Qué síntomas produce la hipotensión ortostática?

Los síntomas que produce la hipotensión ortostática no son específicos de esta situación y pueden aparecer en otras enfermedades por lo que SIEMPRE deben ser valorados por un profesional sanitario.

Los síntomas más frecuentes son:

-Mareos ligeros o vértigos
-Visión borrosa
-Aturdimiento
-Debilidad o fatiga
-Confusión
-Caídas
-Desmayo: cuando existe una reducción brusca del flujo sanguíneo cerebral (síncope). 





¿Qué debe hacer una persona con hipotensión ortostática? 

En primer lugar, cuando una persona presenta síntomas como mareos, aturdimiento, debilidad o desmayo deber ser valorada por su médico para realizar el diagnóstico y descartar otras enfermedades o condiciones más graves (enfermedades del corazón o neurológicas) que puedan haber provocado la pérdida de conocimiento. Habitualmente una correcta historia clínica y exploración física ayudada de algunas pruebas complementarias (electrocardiograma, glucemia capilar, analítica genereal, etc) es suficiente para realizar un diagnóstico.

Habitualmente la hipotensión ortostática provoca gran discapacidad al paciente, pero se puede mejorar con medidas no farmacológicas, no requiriendo en la mayoría de los casos tomar ninguna medicación.

La recomendaciones principales en aquellos pacientes que presentan hipotensión ortostática son:


-Evitar permanecer tumbado durante mucho tiempo

-Realizar los cambios posturales en etapas graduadas o progresivamente

-Evitar aquellas maniobras que aumenten la presión de la caja torácica (evitar estreñimiento, tos, etc. )

-Evitar agacharse o ponerse de cuclillas a modo repetido

-Elevar la cabecera de la cama 10-20º

-Controlar la dosis de medicamentos potencialmente favorecedores de la hipotensión : diuréticos, antihipertensivos, etc. ESTA MEDIDA DEBE SER SIEMPRE INDICADA POR SU MEDICO. NO MODIFIQUE EN NINGUN MOMENTO SU TRATAMIENTO SIN CONSULTAR CON SU MEDICO.

-Mantenerse hidratado o evitar la deshidratación. Debe tener especial atención a las épocas de verano si toma medicación hipotensora.

-Moderar el consumo de alcohol




fuente: blogdelhipertenso.blogspot.com.es






09 marzo 2013

Sal, potasio y el control de la presión arterial

La sal, el potasio y el control de la presión arterial

Sal es el nombre popular que utilizamos para referirnos al cloruro de sodio (NaCl). La sal es esencial para la vida y para gozar de buena salud. La hipertensión  es un factor de riesgo en los trastornos cardiovasculares. Está relacionada con el consumo elevado de sodio y la ingesta reducida de potasio.
¿Pueden las recomendaciones destinadas a reducir el consumo de sal hacer que las cosas cambien?

La importancia de la sal

La sal, o cloruro de sodio, se utiliza para conservar la comida y darle sabor. También está presente en los alimentos de forma natural. 1 gramo de sodio equivale aproximadamente a 2,5 g de sal.
El sodio y el cloro contribuyen a regular la presión arterial, controlar el equilibrio de fluidos en el organismo y mantener las condiciones apropiadas para el funcionamiento de los músculos y nervios. El sodio facilita la absorción de ciertos nutrientes, como la glucosa y los aminoácidos.
El organismo de una persona adulta suele contener unos 90 g de sodio; de esta cantidad, la mitad se encuentra en la sangre y otros fluidos corporales, más de un tercio está en los huesos y el resto se halla en el interior de las células.
El consumo medio de sodio varía entre los 2 y los 6 g al día, aunque un adulto puede vivir de forma saludable con menos de 0,5 g al día. Las necesidades aumentan cuando se producen grandes pérdidas como, por ejemplo, durante la menstruación, la lactancia o si se suda mucho.
La reducción del consumo de sal es una de las prioridades de la respuesta de la sanidad pública ante la hipertensión debido a su potencial de disminuir el número de casos en el conjunto de la población.

El potasio

La mayoría de los alimentos contiene potasio de forma natural. Las frutas y verduras son fuentes especialmente buenas de potasio.
En nuestro organismo, el potasio se encuentra principalmente en el interior de las células. Interviene en funciones importantes de todo el cuerpo y está implicado en las mismas funciones que el sodio, desempeñando un papel complementario del mismo; el equilibrio entre ambos elementos es esencial para el organismo.

La presión arterial – contraste de los efectos del sodio y el potasio

La capacidad de los riñones de excretar o conservar el sodio es un factor clave para regular la presión arterial. 
La mayoría de los estudios científicos muestran que la reducción del consumo de sal reduce la presión arterial, siendo este efecto más pronunciado en las personas hipertensas, las personas obesas y los ancianos. La respuesta ante la reducción del consumo de sal varía mucho entre distintas personas y puede no reportar beneficios perceptibles en personas con niveles iniciales normales.
Por el contrario, la hipotensión o presión arterial baja está relacionada con el consumo elevado de potasio, y puede deberse a la capacidad de éste de aumentar la excreción del sodio y los efectos vasoactivos del potasio sobre los vasos sanguíneos.

Lo más importante para la presión arterial es el estilo de vida

 Beneficios potenciales para la presión arterial, por cambio del estilo de vida:

Modificación
Recomendación
Reducción aproximada de la presión arterial sistólica (Intervalo)
Reducir el peso
Mantenga un peso corporal normal (índice de masa corporal: 18,5 – 24,9 kg/m2)
5 -20 mmHg/10 kg pérdida de peso
Adoptar el plan de alimentación DASH
Consuma una dieta rica en frutas, verduras y productos lácteos desnatados con menos contenido de grasas saturadas y de grasa en general
8 – 14 mmHg
Reducir la cantidad de sodio de la dieta
Reduzca el consumo de sodio a un máximo de 2,4 g de sodio o 6 g de sal al día
2 – 8 mmHg
Actividad física
Realice ejercicio aeróbico de forma regular como, por ejemplo, caminar a paso ligero (al menos 30 minutos al día, casi todos los días de la semana)
4 – 9 mmHg
Moderar el consumo de alcohol
Limite el consumo a un máximo de 3 unidades de alcohol al día para hombres y 2 para mujeres y hombres de constitución ligera.
(1 unidad de alcohol = 10 gr de alcohol puro = 1 vaso de cerveza (25 cl) o vino (10 cl) o whisky (3 cl)
2 – 4 mmHg

 

08 marzo 2013

alerHTA: mejora el control de tu hipertensión

ALERHTA es una aplicación que te ayuda en el seguimiento y control de la hipertensión arterial (HTA). Un buen control es de vital importancia para evitar el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular.

ALERHTA te ayuda a conseguirlo, mediante diferentes módulos:

    Podrás anotar datos personales y las cifras de tensión arterial recomendadas por el médico según tu perfil.

   Registrar todos los consejos dictados por tu médico acerca del tratamiento prescrito para que los tengas siempre presentes: desde la posología hasta establecer alarmas que te recuerden la toma del mismo.

   Podrás fijar en tu calendario las citas o eventos que necesites programar, como la próxima visita a tu médico, revisión de enfermería, medida de tu tensión arterial en la farmacia...

   Registrar y anotar los resultados de tu tensión en las diferentes tomas que te hagas en tu día a día: diferenciándolas por día, hora, resultados, método de medida y lugar de la misma.

  Registrar tus cifras tensionales periódicamente, podrás ver la evolución de tu presión arterial en relación a los objetivos que inicialmente fueron marcados por tu médico.

Además, la aplicación actualizará periódicamente los consejos útiles de Info ALERHTA que te ayudarán a controlar tu hipertensión y a conocer hábitos de vida más saludables.


descarga alerHTA

fuente: alerHTA