Social Icons

23 febrero 2013

Hipertensión y disfunción sexual

 La hipertensión se considera una enfermedad que no produce síntomas, sin embargo, una posible complicación de la enfermedad o de su tratamiento, es la disfunción eréctil, término mejor utilizado que el de impotencia.

 ¿Qué es la disfunción eréctil?

La incapacidad para alcanzar o mantener una erección suficiente que permita una relación sexual satisfactoria.Esto puede tener importantes consecuencias llegando a afectar su autoestima e incluso cuestionarse su masculinidad, además de los problemas de tensión que en su familia se pueden generar.La disfunción eréctil se refiere exclusivamente a la rigidez del pene. Este trastorno no tiene nada que ver con la falta de apetito sexual, la ausencia de placer u orgasmo en la relación, o la eyaculación rápida o retardada. Al mismo tiempo, hay que descartar otras leyendas que asocian la aparición de esta enfermedad con un exceso de masturbación, o aquellos mitos que la relacionan con la esterilidad


 ¿Es frecuente la disfunción eréctil en el paciente hipertenso? 

Se estima que el 14% de los hipertensos tratados con hipotensores presentan este problema en algún momento de su vida, bien por su propia hipertensión o por los tratamientos utilizados.El hipertenso que además fuma, tiene un 13% más posibilidades de padecerla. Del mismo modo ocurriría si es diabético, cardiópata o tiene el colesterol alto.La mitad de la población mayor de 40 años con o sin hipertensión, sufre algún episodio de disfunción sexual, llegando a ser importante o moderada en el 65% de ellos, lo que significa que afecta en España a 2 millones de hombres.

 ¿Cómo se produce la erección?

 La estructura del pene está compuesta por tejido esponjoso que contiene un importante número de vasos sanguíneos, las paredes de estos vasos en condiciones normales están contraídas lo que hace que el flujo de sangre sea pequeño y el pene esté fláccido.Cuando se produce la excitación sexual se pone en marcha el sistema nervioso y los vasos del pene se expanden entrando rápidamente una mayor cantidad de sangre, a la vez, se comprimen las venas por las que la sangre sale del pene dando como resultado la erección.Las causas para que las arterias puedan volverse rígidas, disminuir de calibre y convertirse en arterioscleróticas son el elevado nivel del colesterol en sangre, la diabetes, el hábito de fumar, la hipertensión arterial y los traumatismos en la región pélvica

¿Siendo hipertenso debo dejar de hacer el amor?

 Sabemos que la tensión arterial realmente aumenta de forma limitada durante el tiempo que dura acto sexual. Sin embargo, la actividad sexual, al ritmo de cada uno, forma parte de las costumbres de vida y no hay ninguna razón para modificarlas .

¿ Puedo tener dificultades sexuales al tomar medicamentos para la tensión?

El propio efecto de disminución de la presión arterial es suficiente para producir una disfunción eréctil transitoria, hasta que el organismo se adapta a las nuevas cifras tensionales.Se ha observado que en algunos pacientes ciertos hipotensores provocan una disminución del deseo o de la capacidad de conseguir erecciones en el varón.

 ¿Qué hipontesores afectan al deseo sexual?

 El grupo de las tiacidas, sobre todo cuando se asocian a otros fármacos, es el que causa más problemas en la erección, la eyaculación y provoca pérdida del deseo sexual . En la mujer , los diuréticos causan menor lubricación vaginal, la espironolactona puede hacer que la glándula mamaria pierda sensibilidad, y los antidepresivos y ansiolíticos provocan problemas en el orgasmo.

Los Betabloqueantes pueden producir alteraciones en la función sexual normal, especialmente disminución de la libido y problemas en la erección 

 ¿Qué puedo hacer si tengo disfunción eréctil?

 No dude en hablar con su médico, el mayor obstáculo puede ser su indecisión a la hora de hablar de este tema.La mayoría de los casos tienen tratamiento.Si la causa es el tratamiento antihipertensivo que está tomando se le puede disminuir la dosis o indicar otro, de eficacia similar, pero con menor posibilidad de producir la disfunción eréctil.

Es importante que no sea usted, sino el médico, el que decida estos cambios.

Existe un gran número de opciones terapéuticas entre las que elegir.
A veces el tratamiento es tan sencillo o dificil como dejar de fumar, dejar de tomar alcohol en exceso u otro tipo de drogas.
Tu pareja también cuenta 

 Actitud
 Es conveniente la participación de la pareja en la elección del tratamiento para la disfunción eréctil, haciéndolo de esta forma, usted tendrá todo su apoyo emocional y le podrá hacer saber a su pareja que no sólo se preocupa por usted sino por los dos. 

Comprensión 
 En un mismo nivel de importancia se encuentran los afectos y sentimientos que puedan ir surgiendo sobre su sexualidad (irritabilidad, retraimiento, depresión) y evitar así cualquier tipo de fricción en la relación. 

Diálogo
 Ésta puede ser una buena oportunidad para compartir los sentimientos con su compañero/a. No hay que avergonzarse por pedir apoyo, sino convencernos de que compartir el problema nos llevará más rápidamente a encontrar una solución. Aunque el trastorno se produzca en un solo miembro de la pareja, es importante asumir que las consecuencias las padecen los dos.


12 febrero 2013

¿Puede tomar café un paciente hipertenso?

Los pacientes hipertensos: ¿Pueden tomar café?

 La hipertensión arterial es la elevación persistente de la presión arterial por encima de los valores establecidos como normales por consenso. Se ha fijado en 140 mm Hg para la sistólica o máxima y 90 mm Hg para la diastólica o mínima.


Uno de sus mayores peligros es que se trata de un mal silencioso, usted puede tener la tensión arterial elevada y no mostrar síntomas.

Existe la creencia de que la ingesta de café está asociada a la elevación de las presiones arteriales y que el hipertenso no debe ni siquiera probarlo. Sin embargo, no parece que el consumo de cantidades moderadas de café, no más de tres tazas diarias, se asocie a elevaciones de la presión arterial.

Un reciente meta-análisis realizado por investigadores del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid concluye que el consumo moderado y habitual de café a largo plazo no se asocia con un aumento de la presión arterial ni incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en individuos hipertensos.

Tampoco se observaron diferencias comparando el consumo de café normal y de café descafeinado.Sin embargo, si un paciente  es especialmente nervioso, el consumo tanto de café, te como de  otros excitantes, en general, le puede ser perjudicial, sobre todo si su presión arterial no está bien controlada


fuente: el club del hipertenso

01 febrero 2013

¿Qué son los IECAS?


Son fármacos para tratar la hipertensión arterial y otras patologías cardiovasculares como la insuficiencia cardiaca. En general, son fármacos seguros y se toleran bien. ;

¿Qué son los IECA y ARA II?
 Son fármacos utilizados habitualmente para el tratamiento de la hipertensión arterial. Actúan bloqueando a distinto nivel el sistema renina-angiotensina, un mecanismo que tiene el organismo para regular de forma precisa la presión arterial. Estos fármacos constituyen un pilar fundamental, no solo para el tratamiento de la hipertensión arterial, sino también para otras patologías cardiovasculares como la insuficiencia cardiaca o la cardiopatía isquémica, ya que reducen el riesgo de muerte o de padecer eventos cardiovasculares.

 ¿Cómo puedo saber si estoy tomando un IECA o ARA II?
 Estas familias de fármacos están compuestas por un importante número de moléculas muy similares en su estructura. Por regla general, todos los IECA tienen un nombre genérico del principio activo acabado en –PRIL (enalapril, ramipril, perindopril, etc.) y los ARA II suelen acabar en –SARTAN (telmisartan, candesartan, valsartan, etc.).

 ¿En qué casos están indicados?
 Tratamiento de la hipertensión arterial, Insuficiencia cardiaca ,Enfermedad coronaria, Diabetes mellitus e insuficiencia renal en el adulto (para evitar pérdida de proteínas en orina)

Riesgos del tratamiento
 Antes de iniciar el tratamiento con estos fármacos es aconsejable conocer la función renal, porque si hay una estrechez de las dos arterias que llevan la sangre a los riñones, el uso de IECA o ARA II podría empeorar dicha función. Tampoco se deben utilizar durante el embarazo, ya que pueden provocar alteraciones en el feto.Aun así, en general son fármacos seguros y bien tolerados. Los principales efectos secundarios aparecen si se produce una bajada excesiva de la presión arterial

fuente: blogdelhipertenso.blogspot.com.es