Social Icons

05 febrero 2015

¿Puedo tomar antigripales si soy hipertenso?

La gripe es una infección de las vías respiratorias superiores altamente contagiosa, causada por un virus, y que en los casos más leves puede ser confundida con el resfriado común. Habitualmente, esta infección respiratoria aguda cursa con la aparición de fiebre, tos, cefalea, inflamación de las mucosas, dolores musculares y malestar general.



El tratamiento básico de la gripe para la mayoría de pacientes es sintomático y consistirá en aliviar las molestias propias de esta patología respiratoria.


Para aliviar esta sintomatología, existen los fármacos que tradicionalmente se denominan antigripales, que alivian los síntomas originados por la gripe. Este tratamiento con antigripales debe ir acompañado siempre de medidas higiénico-dietéticas como son el reposo, ingesta abundante de líquidos, humidificación del ambiente, que nos acortan el proceso gripal.

Estos fármacos antigripales normalmente son asociaciones de fármacos con el fin de reducir la fiebre, aliviar la congestión, la mucosidad, el dolor de cabeza, el dolor muscular y la tos.

Vamos a ver unos cuantos componentes de antigripales de los que debemos conocer algunas recomendaciones: 

1. Analgésicos y antipiréticos: los más comunes son el ácido acetil salicílico (AAS), paracetamol  e ibuprofeno. Veamos las principales diferencias entre los antigripales:

  • El paracetamol es analgésico (es decir, calma el dolor) y antipirético (baja la fiebre) sin propiedades antiinflamatorias clínicamente significativas (o lo que es lo mismo, no puede rebajar la inflamación).
  • El Ácido Acetilsalicílico: es un fármaco antiiflamatorio no esteroideo (AINE) y, como su propia definición dice, este fármaco es un antiinflamatorio. Además es analgésico, antipirético y antiagregante (dependiendo de la dosis).
  • Ibuprofeno: también es un AINE, por lo tanto es un antiinflamatorio, además de analgésico y antipirético (aunque el paracetamol o la aspirina pueden ser mucho más eficaces para bajar la fiebre). 
Los fármacos no están  exentos de efectos secundarios. En este sentido, debemos tener precaución con la utilización de los AINES en personas con hipertensión arterial, cardiopatías o afectos de insuficiencia renal crónica. Los AINEs a dosis altas y prolongados en el tiempo, pueden provocar edemas en las piernas, descompensar una insuficiencia cardiaca o poner de manifiesto o agravar una hipertensión. Por otra parte, los AINEs disminuyen el efecto antihipertensivo de grandes grupos de fármacos como son los IECA, los diuréticos y los betabloqueantes adrenérgicos. En cuanto a la elección del tipo de AINE a tomar, el blog Farmacia de Atención Primaria publicó un post titulado "La seguridad cardiovascular de los fármacos antiinflamatorios" que vale la pena leer.

2. Antitusivos: El dextrometorfano es un derivado sintético de la morfina utilizado únicamente con fines antitusivos, ya que no posee propiedades analgésicas. No presenta los efectos indeseables de los opioides tipo farmacodependencia y constipación. Los antitusivos deben evitarse en los cuadros de tos productiva en la que se expectora mucosidad y deberían reservarse para tratar la tos seca que puede persistir días después de haber pasado el proceso gripal agudo. 

3. Antihistamínicos: este tipo de fármacos han sido utilizados clásicamente como tratamiento sintomático de afecciones respiratorias que cursan con congestión nasal y síntomas alérgicos. Actúan provocando una disminución de la secreción acuosa y mejoran la rinorrea. Su efecto secundario principal es la somnolencia. Debemos tener precauciones especiales y evaluarse la relación beneficio-riesgo en pacientes con enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial o hipertiroidismo, por su efecto anticolinérgico, ya que producen un aumento de la presión arterial (PA), palpitaciones y taquicardia. 

4. Descongestionantes nasales: los más comunes son oximetazolina o xilometazolina, son agonistas alfa no selectivos, y por la vasoconstricción que producen, podrían aumentar la presión arterial, por lo tanto, deberíamos tener especial cuidado en pacientes hipertensos. Los descongestionantes nasales pueden interaccionar con otros fármacos. Su uso no debería sobrepasar los 3 días de tratamiento.

5. La pseudoefedrina oral es comúnmente utilizada para tratar síntomas de rinitis y rinorrea causadas tanto por síndromes catarrales como problemas alérgicos en general. La pseudoefedrina activa, sobre todo, los receptores alfa-adrenérgicos en las mucosas del tracto respiratorio superior y produce vasoconstricción, y puede asociarse eventualmente con algunas reacciones adversas como aumento de la presión arterial, taquicardia, nerviosismo e inquietud. En pacientes hipertensos debe ser evaluada la relación beneficio-riesgo por su elevación de la PA y la frecuencia cardíaca. 


CONCLUSIÓN:

Siempre hacer un uso racional y responsable del medicamento. 

Nuestra recomendación para tratar la gripe sería:

1. Tratamiento sintomático con fármacos tipo paracetamol como primera elección, o AINEs tipo ibuprofeno a la dosis mínima eficaz y el menor tiempo posible, siempre y cuando tu profesional sanitario de referencia no te los haya contraindicado... o seas alérgico.

2. Medidas higiénico-dietéticas de prevención (para evitar la transmisión del virus)
  • Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable cuando se tose o se estornuda, tirando el pañuelo después de usarlo.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar.
  • Evitar contacto estrecho con personas que estén enfermas.
  • No tocarse los ojos, la nariz ni la boca para evitar transmitirse los virus con las manos. 
3. Medidas higiénico-dietéticas para tratar la sintomatología: Las medidas básicas en el tratamiento de la gripe son: 
  • Reposo.
  • Toma de abundantes líquidos, en especial infusiones y zumos naturales.
  • Evita el consumo de alcohol.
  • Si fumas, puedes ser un buen momento para que te plantees dejar de fumar 
Ver más info en fisterra

Ante la duda recuerda: 

CONSULTA CON UN PROFESIONAL SANITARIO ANTES DE LA TOMA DE UN MEDICAMENTO ANTIGRIPAL PARA QUE EVALÚE TU BENEFICIO-RIESGO.


Referencias:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a608026-es.html (oximetazolina)

http://www.seh-lelha.org/caso070321_7.htm (AINEs e HTA)

Morrison A, Ramey DR, van Adelsberg J, Watson DJ. Systematic review of trials of the effect of continued use of oral non-selective NSAIDs on blood pressure and hypertension. Curr Med Res Opin. 2007 Oct;23(10):2395-404 [Resumen] [Consulta: 13/08/2010]

Aw TJ, Haas SJ, Liew D, Krum H. Meta-analysis of cyclooxygenase-2 inhibitors and their effects on blood pressure. Arch Intern Med. 2005 Mar 14;165(5):490-6. [Resumen] [Consulta: 13/08/2010]


Johnson AG,et al. Do nonsteroidal anti-inflammatory drugs affect blood pressure? Ann Intern Med 1994; 121: 289-300. [Resumen] [Texto Completo][Consulta: 13/08/2010]

1 comentario: