Social Icons

03 diciembre 2012

Me han dicho... (mitos de la hipertensión)


En ocasiones, en la consulta médica se oyen algunas expresiones en relación a la tensión arterial: "soy de tensión baja", "tengo la mínima muy alta", etc. 

Este post puede serle de utilidad para desmitificar algunas de ellas. Si quiere conocer más, puede "pinchar" el enlace  del club del hipertenso de la parte inferior.


 1.”No soy hipertenso, mi presión es nerviosa.”

El estrés o “los nervios” pueden elevarla presión arterial en momentos determinados pero no son causa de hipertensión establecida. En una persona sana las cifras se elevan poco y rápidamente vuelven a la normalidad. Sin embargo, los hipertensos presentan alteraciones de las paredes arteriales,lo que provoca que reaccionen de forma exagerada a las situaciones de estrés con elevaciones importantes y mantenidas de la presión arterial.

  1. “Mi tensión es de familia.”
Efectivamente, la hipertensión tiene un componente hereditario y si se tienen familiares con hipertensión es más probable padecerla, pero ello no significa que sea normal; la hipertensión no tratada conlleva múltiples complicaciones por lo que es necesario tomar tratamiento.

  1. “Tengo la presión descompensada.”
Desde el punto de vista médico no existe la presión descompensada. El término se utiliza popularmente cuando las presiones máxima y mínima tienen valores muy cercanos, pero en realidad lo importante es que ambas presiones estén dentro de los limites de la normalidad sea cual sea la diferencia entre ellas. Por ejemplo, tener 120/100 mmHg no es importante por los 20 mm de diferencia entre los dos valores, sino por tener una mínima de 100 mmHg que es un valor elevado.
  1. “Lo importante es tener la mínima controlada.”
Durante un tiempo se pensó que era así pero en la actualidad se ha comprobado que es necesario el control adecuado tanto de la mínima (diastólica), como de la máxima (sistólica), ya que la elevación de cualquiera de ellas conlleva un mayor riesgo cardiovascular.


5.“Es normal la tensión alta en los mayores.”

Aunque es cierto que la presión arterial puede aumentar con la edad, ello no significa que sea normal, ya que la elevación supone un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares e incluso de muerte. En los mayores, al igual que en los adultos jóvenes, la presión arterial no debe superar los 140/90 mmHg.
  1. “Mi presión solo está alta cuando voy a la consulta.”
Algunas personas pueden experimentar lo que se llama “hipertensión de bata blanca” cuando
se encuentran en consulta. Esto significa que la presión arterial se eleva temporalmente debido a la tensión nerviosa. Muchas cosas pueden afectar su presión arterial, el estrés, el esfuerzo físico, una emoción violenta, el cansancio físico o intelectual. Controlarse la presión en su domicilio (automedida) aporta información para su médico. Pero cuando en esos registros Ud. advierta presiones mayores a 135-85 mmHg consulte.


MITOS EN HIPERTENSION







fuente: el club del hipertenso

No hay comentarios:

Publicar un comentario