Social Icons

16 mayo 2013

Los riñones y la enfermedad renal crónica

¿Qué son los riñones?

Los  riñones son dos órganos del tamaño del puño situados en la zona lumbar. 

Su principal función es la  de filtración de la sangre,  eliminando el exceso de líquido y sustancias desechables del organismo en forma de orina.  Una vez filtrada, la orina viaja a través de dos tubos, denominados uréteres, hacia la vejiga, donde se almacena hasta la micción.


Los riñones realizan otras funciones importantes:
- Regulan el agua, el sodio, el potasio, el fósforo, y el calcio del organismo.
- Eliminan los medicamentos y las toxinas. 
- Producen hormonas que ayudan a su cuerpo a regular la presión sanguínea,  producir glóbulos rojos, calcificar los huesos, etc.

¿Qué es la enfermedad renal crónica?

La enfermedad renal crónica incluye aquellos estados que dañan sus riñones y disminuyen su capacidad de desempeñar las funciones anteriormente mencionadas para mantenerlo saludable. Además, puede provocar complicaciones como presión arterial alta, anemia, huesos débiles, malnutrición, etc. 

 La diabetes, la hipertensión y otros trastornos pueden causar enfermedad renal crónica. A menudo, la detección temprana y el tratamiento pueden prevenirla o bien,  evitar que la insuficiencia renal empeore. 

¿ Cuáles son las principales causas de enfermedad renal crónica? 

Las dos causas principales de la enfermedad renal crónica en nuestro medio  son la diabetes y la hipertensión arterial, que son los responsables de hasta dos tercios de los casos.

Existen otras causas menos frecuentes de enfermedades renal crónica como pueden ser la poliquistosis renal (enfermedad hereditaria), los cálculos renales, las enfermedades inmunológicas, etc. 


¿Qué síntomas provoca la enfermedad renal crónica?

En la mayoría de los casos, la enfermedad no produce síntomas; por lo que deberá sospecharse en aquellos pacientes que presentan condiciones para padecerla: diabéticos, hipertensos o con antecedentes familiares de enfermedad renal.  En este caso, los profesionales sanitarios realizarán una búsqueda activa de la enfermedad para su abordaje precoz. 

En la enfermedad renal crónica avanzada puede aparecer: cansancio, debilidad, disminución del apetito, picor cutáneo, inflamación de las extremidades, cambio del color de la piel, aumento o disminución de la orina, etc. 

La alimentación en la enfermedad renal crónica 

Uno de los pilares básicos en el tratamiento del paciente que presenta enfermedad renal crónica es el tratamiento no farmacológico basado en una alimentación adecuada

El paciente renal debe cuidar su dieta:  reducir el consumo de sodio, controlar el consumo de proteínas, priorizar las grasas vegetales en lugar de las animales, reducir y controlar la ingesta de alimentos muy ricos en fósforo y potasio, etc. 

Profesionales que forman parte de ALCER, una fundación que lucha contra las enfermedades del riñón, han editado un recetario práctico de cocina para el enfermo renal y su familia.
Puedes descargarlo en el enlace inferior. Además puedes consultar su página web para ver más contenidos.



PROTEGE TUS RIÑONES 


Fuente: alcer.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario