Social Icons

20 febrero 2014

Cuídate del estrés, cuida tu corazón


La enfermedad cardiovascular (ECV) está fuertemente relacionada con el estilo de vida que llevamos, especialmente con el consumo de tabaco, los hábitos alimentarios poco saludables, la inactividad física y el estrés psicosocial.

El estrés es un factor de riesgo cardiovascular que ejerce su efecto perjudicial a expensas de ascensos de la presión arterial. La ansiedad es parte normal de nuestra vida y constituye una respuesta habitual a situaciones cotidianas. Cuando se sobrepasa una intensidad que la hace intolerable o cuando se dificulta la capacidad de adaptarse a ella, la ansiedad puede afectar a nuestra vida cotidiana y puede convertirse en un problema. La ansiedad contribuye tanto al riesgo de desarrollar una ECV como al empeoramiento de la evolución clínica y del pronóstico de ésta. Es por ello, que con este post queremos ofreceros consejos para poder manejar la ansiedad.


Síntomas de ansiedad

En general, los trastornos de ansiedad se caracteri­zan por presentar una gran variedad de síntomas que podemos agrupar en síntomas físicos y síntomas psicológicos y conductuales:


Síntomas de ansiedad
Síntomas físicos Síntomas psicológicos y conductuales


• Vegetativos: sudoración, sequedad de boca, mareo, inestabilidad, sofocos.
• Neuromusculares: temblor, tensión muscular, dolor de cabeza, hormigueo en extremidades.
• Cardiovasculares: palpitaciones, taquicardia, opresión en el pecho.
• Respiratorios: sensación de ahogo, suspiros.
• Digestivos: náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento, nudo en el estómago.
• Genitourinarios: micción frecuente, problemas en la esfera sexual.


• Preocupaciones excesivas
• Aprensión
• Inseguridad
• Sensación de agobio
• Anticipa­ción al peligro, o que suceda algo negativo
• Miedo a perder el control, volverse loco o sensación de muerte inminente
• Dificultad de concentración, quejas de pérdida de memoria
• Sentimiento de temor
• Irritabilidad
• Inquietud
• Desasosiego
• Conductas de evitación de determinadas situaciones
• Inhibición o bloqueo psicomotor
Tabla modificada de la Guía de actuación en las urgencias psiquiátricas en atención primaria. Protocolo FMC 5/2012

Las personas que sufren trastorno de ansiedad presentan ansiedad y preocupación excesiva por acontecimientos o actividades de la vida cotidiana, que cuando perduran en el tiempo y es constante puede llegar a ser muy molesto.

A parte de consultar a vuestro profesional sanitario de referencia, quién puede pautaros una medicación si lo considera indicado, os explico una serie de consejos que podéis llevar a la práctica para controlar la ansiedad.

Consejos para manejar tu ansiedad
  • Planifica de forma racional tus tareas diarias, prioriza tus necesidades y si por alguna cuestión no puedes llevarlas a cabo todas, piensa que después de un día viene otro. 
  • Haz una lista de las situaciones que te preocupan. Valora si todas son imprescindibles o relevantes y si puedes prescindir de alguna de ellas.
  • Organízate. Organiza tu tiempo de trabajo y de ocio: Prográmate tiempo de ocio todos los días. Intenta dejar un hueco al día para incluir entre tus tareas aquellas actividades que van a resultarte más agradables y placenteras: leer, escuchar música, hacer algo de ejercicio, pasear, cualquier cosa que te sea relajante. 
  • Revisa tu estilo de vida y piensa cuánto tiempo dedicas a cuidar de tu persona, de tu pareja, de tu familia y amigos. 
  • Habla de las cosas que te preocupan con un amigo o un ser querido en el que confíes. A veces es todo lo que se necesita para calmar la ansiedad. 
  • Aprende a manejar tus sentimientos. Controla los pensamientos negativos y sustitúyelos por pensamientos positivos y probablemente, más realistas. Es importante reconocer los pensamientos agobiantes, aquellas situaciones que te preocupan, para cambiarlos por otros más racionales. 
  • Aprende de tus errores. Equivocarse es humano y no es necesario hacer las tareas a la perfección. 
  • Practica ejercicio físico de manera regular y moderada (por ejemplo, pasear). 
  • Sigue una dieta equilibrada y procura limitar el consumo de alcohol, café, té y otras bebidas estimulantes. 
  • No fumes ni consumas otras drogas. Recuerda que la cocaína, el cannabis y las drogas de síntesis pueden producir ansiedad. 
  • Respeta las horas de sueño. Si tus hábitos de descanso no te resultan satisfactorios, intenta modificarlos. Procura dormir lo necesario para descansar. 
  • Aprende y practica ejercicios de relajación y respiración.
Consejos para superar una crisis de angustia

La crisis de angustia o ansiedad se caracteriza por la aparición repentina e incontenible de miedo o malestar intenso que se inicia bruscamente y alcanza su punto máximo en los primeros 10 minutos, pudiendo durar hasta 1 o 2 horas, con síntomas físicos como: opresión, sensación de ahogo, palpitaciones, sacudidas del corazón, sudoración, escalofríos o sofocaciones, náuseas, sensación de atragantarse, mareo o desmayo, miedo a perder el control o volverse loco, miedo a morir.

Durante la crisis de ansiedad es importante que recuerdes que no estás ante un peligro fuerte, ni tan grave como puedas llegar a creer. Os enlazo un vídeo que ha elaborado la enfermera Rosa Pérez (@mrsrosaperez) en el Blog de Rosa acerca qué hacer ante una persona que tiene una crisis de ansiedad, y que resulta muy esclarecedor.




Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario