Social Icons

06 agosto 2013

Te ayudamos a dejar el tabaco

El consumo de tabaco es una de las primeras causas de mortalidad prematura prevenibles.
Causa el 90% de la mortalidad por cáncer de pulmón, el 95% de la mortalidad por EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y el 50% de mortalidad cardiovascular. 





Dejar de fumar aporta beneficios a todas las personas que fuman y a las que no fuman:

- disminuye el riesgo de sufrir EPOC (enfermedad crónica pulmonar) e infecciones respiratorias
- disminuye el riesgo de padecer un ataque al corazón y otras enfermedades vasculares
-disminuye el riesgo de sufrir cáncer
- evita malformaciones del futuro bebé en caso de estar embarazada
- mejora el aspecto físico, el sentido del gusto y olfato, etc
- se ahorra mucho dinero al cabo de un año


  Si eres fumador-a y has decidido abandonar el hábito: Enhorabuena!.
Es la mejor decisión para tu salud. 
Muchas personas dejan de fumar cada día. Tú también puedes.





el Blog del Hipertenso ha elaborado 5 pasos sencillos que pueden ser útiles para dejar de fumar


1. MOTÍVATE

El primer paso para dejar de fumar es estar convencido del abandono del tabaco y creer en tus posibilidades de éxito. Tienes que estar segur@ de que te vas a convertir en ex-fumador-a. La mayoría de personas lo han conseguido. 

La primera semana puedes realizar una lista personal con los motivos para dejar de fumar y los motivos para seguir fumando. De esta manera podrás observar los beneficios de abandonar el hábito.

Durante esta semana ya puedes informar a tu familia y a tus amigos que pronto serás un ex-fumador-a. Si existe alguna persona que fume, a lo mejor le animas a que él/ella también abandone el hábito. Y si lo hacéis junt@s, la motivación será mayor. 


2. REGISTRA TU CONSUMO

Para abandonar el hábito, es importante conocer el número de cigarrillos que consumes al día. El consumo de cigarrillos está ligada a la hora del día y a la actividad que realiza cada persona. 

La segunda semana puedes crear un hoja de registro con el número de cigarrillos , la hora de consumo, la situación en la que se fuma y la necesidad o grado de apentencia. De esta manera sabrás tu consumo.

cigarrillo     hora        situación          necesidad 
     1          08:00      al levantarse        alta
     2          08:30      desayuno           baja - media


3. REDUCE TU CONSUMO

Ya puedes reducir tu consumo. A partir de la tercera semana

    1. Fumarás los cigarrillos que en la hoja de registro quedan marcados con una necesidad o grado de apetencia alta. 

    2. Buscarás una alternativa a no fumar en los cigarrillos de grado de apetencia baja (por ejemplo: lavarse los dientes). Es importante no sustituir el cigarrillo por comida. Y si es así, intente comer algo saludable ( por ejemplo una manzana). 

    3. Puedes cambiar de marca de tabaco o pasar a cigarrillos con bajo contenido de nicotina (por ejemplo si fumas una determinada marca puedes fumar la misma marca "light", o si fumas cigarrillos negros puedes cambiar a rubios). 

   4. Compra un envoltorio lo más "hortera" posible y envuelve la cajetilla con él. Cada vez que saques un cigarrillo deberás quitar previamente ese envoltorio. 

La reducción del consumo de tabaco sirve para reducir progresivamente el consumo de nicotina. Si se realiza de una manera progresiva, se evita la aparición de la abstinencia a la sustancia o bien los síntomas son más leves. Los síntomas relacionados con el abandono del consumo de nicotina suelen ser leves e incluyen: nerviosismo, irritabilidad, insomnio, dolor de cabeza, estreñimiento, etc. 

La duración de esta fase depende del número de cigarrillos que se consuman. 

 Por ejemplo una persona que fuma 60 cigarrillos al día  reduciría el consumo a 45 cigarrillos al día en una semana. Cada semana se iría reduciendo el número de cigarrillos (de 10 a 15) y se dejará de fumar cuando la persona fumará 4 o 5 cigarrillos al día. 

4. ELIGE EL DÍA D

Una vez que se ha realizado la reducción del consumo de tabaco, esta preparado para elegir el día D (su primer día SIN FUMAR). Normalmente ese día se elige entre la cuarta o quinta semana del inicio del tratamiento. Ese día puede ser cualquier día de la semana.



5. MANTENTE SIN FUMAR

Has conseguido lo más difícil. Ahora piensa en ti como una persona no fumadora. 

Si tienes deseos de fumar no te angusties, en nos días te encontrarás mejor.

Tendrás que preparar un plan para evitar las tentaciones que se presenten.

En esta fase es habitual la caída (fumarse un cigarrillo no es una recaída). Si eso ocurre piensa como afrontar la situación por si se presenta de nuevo. 

Si te preocupa ganar peso intenta realizar una dieta variada. Aumenta la ingesta De alimentos ricos en fibra y vitaminas, Y disminuye Los alimentos de alto contenido calórico (azúcares y grasas). Si sientes ganas de fumar, intenta comer una pieza de fruta. Evita picar alimentos tipo patatas fritas, frutos secos, chocolate, etc. 



ESTAS RECOMENDACIONES SE HAN ESTABLECIDO A MODO GENERAL Y NO PRETENDEN SUSTITUIR EN NINGÚN CASO LAS INTERVENCIONES EN DESHABITUACIÓN TABÁQUICA PROPUESTAS POR LAS MAYORÍA DE GUÍAS DE SALUD NI LAS RECOMENDACIONES DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS. 

TAMPOCO SE COMENTAN LOS TRATAMIENTOS SUSTITUTIVOS DE LA NICOTINA NI LOS FÁRMACOS UTILIZADOS PARA LA DESHABITUACIÓN TABÁQUICA. PARA ELLO, CONSULTE CON SU MÉDICO O FARMACÉUTICO. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario